Job Hoppers | Rotación constante de empleo

Un histórico motivo de rechazo de una postulación a un puestojobhoppers laboral ( especialmente en el mercado de TIC) ha sido un CV en el que se identifique a un “Job Hopper“. Aquel candidato que ha mantenido un número elevado de puestos de trabajo en un corto espacio de tiempo. Un candidato con extrema rotación laboral.

 

Esta característica venía asociada a un mundo donde la vida en el trabajo tenía un componente más radical en la vida personal de la que tiene hoy en día. Se conocen historias de personas que han iniciado en una empresa su carrera laboral y terminado en esa misma empresa, con su jubilación o retiro.

Se asocia una persona sin continuidad laboral a una característica de inestabilidad y hasta a una condición de “candidato problemático”. Si bien no había pruebas respaldatorias de estas conclusiones, era una costumbre no tomar en cuenta para un proceso a aquel candidato que tuviera alta rotación laboral, aún indagando en un historial de relato entre empleo y empleo (referencias laborales), que justificara cada uno de esos “saltos”

Job hopping was no longer the sign of a bad candidate, but a sign of the times — which means job hopping is no longer a justifiable reason in itself to reject a candidate (1)

Sigue pasando hoy en día en Argentina. No así en otros mercados.

Otro condimento asociado a la inestabilidad son los períodos “vacíos de empleo” en el CV. De la mano de las grandes crisis, ha pasado que los candidatos hayan tenido que tomar empleos  no asociados a su carrera profesional ( y muchas veces deciden obviarlos del CV al tratar de retomar rumbo) o bien hayan tenido que probar suerte y aceptado trabajos eventuales.

El trabajo eventual que se acepta para un periodo de tiempo de la carrera laboral, no es signo de inestabilidad. Sino de tomar control de la vida laboral y aceptar la mejor opción al momento, esperando tiempos mejores.

También están los emprendedores. Aquellos candidatos que dejan un trabajo “estable” por un desafío personal emprendedor. Prueban, se “juegan”. Algunos ganan y no vuelven al trabajo estable o siendo dependiente de un empleador, otros pierden la apuesta y vuelven.

En el CV eso se ve reflejado en una línea de tiempo incompleta, cambiante no asociada a la “continuidad”. Pero no necesariamente a la “inestabilidad”.

Las empresas que al encarar una búsqueda de un empleado, consideran radical rechazar a los “Job Hoppers” siguen asociando la característica a la inestabilidad. Cuando si miraran el actual ecosistema de la vida laboral y empresarial, verían que estadísticamente no son un problema. Estaremos en presencia de una falta de interactuación con el mercado de candidatos actual, cerrando innecesariamente puertas a potenciales grandes candidatos.

Estas empresas también están perdiendo de vista, un tema generacional y el impacto de las nuevas generaciones en el mundo laboral

Job hopping is here to stay — especially as Gen Y becomes the primary driver of the American workforce. Millennials have a penchant for shorter tenures. The U.S. Department of Labor found that the median job tenure of workers between 25 and 34 years old is 3.0 years — which is less than a third of the median job tenure of 55-64-year-olds. Job hopping is the reality of the modern workplace. (1)

A nivel personalidad la capacidad de saltar entre empleos con regularidad, puede demostrar que un candidato tiene confianza en sus propias capacidades y no miedo a tomar riesgos. Adaptación, iniciativa, voluntad de aprender.

Esta característica de cambio periódico de empleo, debería asociarse a que esos candidatos tienen más vitalidad y capacidad de adaptación que los candidatos tradicionales que suelen ser mas estáticos y menos proactivos. Los empleadores que siguen cerrados a este tipo de empleado, reducen oportunidades de fortalecer la fuerza de empleo perdiendo de vista a los candidatos mas adaptables.

Los empleadores que se comprometen diseñando un proceso maduro de selección que deje de lado los preconceptos sino que evalúe las razones de los cambios y las potencialidades del candidato en la organización, sumando a las políticas de retención en un mercado competitivo con el de los RRHH en TIC, quizás le traiga resultados inesperados.

 

(1) Artículo fuente: Are Job Hoppers the Problem — or Are Some Employers Behind the Times?

 

Sugerencia de lectura: Job hopping is the new normal