Entrevistas laborales

Entrevistas laborales: antes de mentirle al selector de personal, piénselo dos veces” es el título de la nota que publica iProfesional.

El 65% de los postulantes a un puesto de trabajo falta a la verdad. Esta conducta, ¿deja al candidato afuera del proceso de selección? Especialistas consultados por iProfesional.com revelan cuáles son las mentiras más “trilladas”. Cómo hacen para detectarlas. El impacto de las redes sociales

Algunos puntos de la nota

…la especialista en RRHH Gloria Cassano, es contundente: “Analizando las entrevistas que hemos hecho en la consultora, descubrimos que el
65% de los postulantes dice alguna mentira.”

En base a su experiencia, la directora de Staff RH, Verónica Contin, revela en qué mienten los candidatos:
•En relación a los conocimientos, sobre todo de idioma o
informática.
•En lo que refiere a la experiencia laboral. Detallar en el CV, por ejemplo, empresas donde no han trabajado, o donde sí lo han hecho pero han ocupado una posición totalmente diferente –en general, inferior- a la que describen en la entrevista.
•En mencionar fechas “estiradas”, de modo tal que parezca que han permanecido más tiempo del que en realidad estuvieron.

El socio y director Oxford Partners separa la “mentira flagrante” del “maquillaje”. En su opinión, este último, “aunque no está del todo bien, es aceptable.”

En tanto, Gabriel Schwartz, director de Psicología Laboral Consultores, diferencia entre falsear la información y no proporcionarla de manera completa.

A su vez, el director de Psicología Laboral Consultores manifiesta que tampoco es aconsejable brindar información que no fue requerida, ya que “el exponerse innecesariamente y evidenciar sobre la mesa ciertas dificultades conduce a una especie de sincericidio que no es conveniente.”

“Los candidatos no saben qué es lo que le interesa saber a la empresa y el proceso de selección será la instancia en que ambas partes se irán conociendo, entendiendo que es lo importante para cada uno y evaluando la viabilidad de trabajar juntos”, explica.

Según explica Contin, “existen maneras de hacer que el candidato termine por decir la verdad. Simplemente hay que estar atento al discurso que maneja y contrastarlo directamente con el CV.”

Es que, para saber mentir hay que tener buena memoria y, en general, cuando el currículum es modificado, el candidato tiende a no recordar lo que ha puesto. En estos casos, los selectores, de manera sutil, hacen notar al entrevistado las incongruencias.

En este punto, Larese asegura: “Hacemos todos los chequeos que sean necesarios. Y cuanto más alto es el puesto y más exigencia tiene, tenemos que ser mucho más rigurosos en la entrevista. También después corroborando los informes y cruzando la información para comprobar si los datos son veraces y se corresponden con la historia
laboral.”

Es que, como los consultores de RRHH y selectores de personal son
contratados por las empresas para encontrar el perfil que mejor se adecue a la posición a cubrir, no pueden dejar nada librado al azar.

“Actualmente, con la disponibilidad de información electrónica como datos impositivos, buscadores, redes sociales y blogs, entre otros, es muy rápido y sencillo encontrar datos importantes y comprobar que la imagen que uno tiene del candidato se corrobora con la información obtenida”, explica Schwartz.




Mucha experiencia he tenido en estos años con este tema. Algunas incongruencias se detectan al leer el CV, otras en la entrevista y digamos que en el mundo IT, mucho se detecta con exámenes técnicos.

Es verdad que la información que figura en redes sociales ( LinkedIn en este aspecto tiene información válida al alcance de todos) puede ayudarnos a encontrar incongruencias. Ahora bien, maquillar el CV puede también llevar a maquillar perfiles “online“.

Hay selectores con herramientas “profesionales” para detectar mentiras o diferencias entre lo real y lo que se expresa en un CV o en una entrevista. Creo que simplemente estando atento a la información durante la entrevista, basta para detectar la mentira.

También me ha pasado que algunas personas me indiquen haber sido parte de algún proyecto en el que participé, o trabajado en algún cliente o partner con el que compartimos experiencias laborales en el pasado. Indagando un poco sobre el tema, se descubre que la información que uno recuerda, nombres, tecnología, locaciones o aspectos propios del proyecto no concuerdan con los que la persona nos cuenta. También al indagar ( digamos que el beneficio de la duda y la memoria floja en mi caso), nos damos cuenta que… ciertos gestos, tics, etc.. hacen ver que la persona está mintiendo.

Este tema da para mucho, no quiero con este post más que poner mi consideración sobre cosas que SI pasan en las entrevistas. Y aún cuando si me dedicara a contar anécdotas increíbles que me han pasado en estos años podríamos hacer mas jugoso pero quizás inoportuno el debate

😉 (licencia de un verano lluvioso en el lugar donde vivo)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s